lunes, 4 de septiembre de 2017

||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||||

Absurdo sería creer
que soy la única que piensa todo al revés.
Que las cosas empiezan donde terminan,
que uno siente lo que todavía no llegó,
y dejó ir lo que nunca llegó a sentir.

Absurdo sería creer,
que dentro de todo encajo perfecto,
porque no puedo decir lo que siento,
sin que me tilden de alter-ego a veces,
como si me quisiera un poco.

Absurdo sería, en este mundo,
que no me costaran las cosas,
que aunque intente hacerlas bien,
siempre siempre,
algo queda por hacer.

Pero no hay nada más absurdo,
que no poder quererme,
porque si no me quiero yo,
ya no soy capaz de nada.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario