martes, 28 de febrero de 2017

A-

Que todavía no haya llegado adonde quería, por más que me esté llevando mucho tiempo, no significa que no lo voy a lograr. Sino mas bien todo lo contrario. Porque, aunque me costó, mi mente entendió que no tener los que otros tienen tan fácilmente no significa que no pueda conseguirlo y cambiar mi realidad, y no hablo de dinero.

 Que lo que YO soy y, hasta lo que mi cerebro entiende y abarca, depende de una sola persona, la misma que esta escribiendo esto. Que somos tan dueños de nuestro destino como la vida misma. Si bien no podemos cambiar las situaciones externas, podemos decidir como reaccionar a ellas, y como aprovecharlas. Y tenemos el poder tanto  de ponernos en la gloria, como de tirarnos a un pozo. Entender el poder que tiene uno mismo sobre sí, y asumir la responsabilidad de esto, ya es ganar, y es medio camino al logro.

1 comentario: