jueves, 23 de noviembre de 2017

Brillá

Vení, deja eso que estás haciendo, soltá un poquito el estudio, el trabajo, las preocupaciones y sentate un rato. Tomá noción de tu vida y de lo que te pasa. De las personas que están, por qué están, y de las que se fueron, por qué las dejaste ir, o sino... por qué se dejaron ir solas.
Pensá en tu cuerpo, en como corre la sangre por tus venas, como esos miles de mililitros traspasan casi inmediatamente todo tu cuerpo, permitiéndote respirar. Como ese sistema perfecto te permite estar entendiendo esto que leés. Pensá en todo lo que podés hacer con tu cuerpo y con tu mente, ponete frente a la INMENSIDAD de cosas que sos capaz de hacer si realmente te lo proponés, el límite no sería ni el cielo!
Pensá en tu vieja, que estuvo siempre para vos, que si sigue estando, va a seguir dándote todo lo que esté a su alcance para que seas más feliz, y más humano. En tu viejo, o en la persona que sea que siempre haya estado atrás tuyo, apoyándote en todo.
Pensá en tus hermanos, o en esos amigos que son casi tus hermanos, que sus abrazos no dejan de estar nunca si los necesitás, que por más que se peleen mil veces van a volver a ser lo que siempre fueron, que su presencia nunca deja de ser necesaria, y que su felicidad, es más grande para vos que para ellos.
Pensá en todos los que se fueron, y acordate que nada es una casualidad, que estaba destinado a pasar, que nunca nada ni nadie te tiene que frenar. Y si se fueron sin querer, brillá vos por ellos, por todos los que no los dejaron brillar.
Pensá en la cantidad de oportunidades que tenés por delante, pensá la vida que te queda, pensá en la luz que tenés adentro tuyo, aunque sea muy escondida, y que también podés encender la luz de otros, haciendo que ellos también iluminen. Pensá en todo lo que sos, lo que te hizo como sos y lo que podés llegar a hacer.
Pensá y valorá. Valorá tu vida, tu vieja, tu viejo, tus hermanos, tus amigos. Valorate vos, valorá tu capacidad de ser, de pensar, de hacer, de brillar, para vos y hacer brillar a los demás también. Y querete, querete mucho, porque con amor y voluntad, te juro por mi vida, que podés llegar a todos lados.

4 comentarios:

  1. Quanta dolcezza e bellezza in questo testo, complimenti.
    Camminando sono arrivata qui e volevo lasciarti un pensiero.

    ResponderEliminar
  2. Vaya que tus palabras brillan y sacan brillo a las sombras.
    Gracias por la invitaciòn a tu espacio y por pasar por los recovecos de paradoxia.

    ResponderEliminar
  3. Hola, Chica de Brillitos Dorados:
    Aquí me quedo, leyendo por un rato, tu expresión compartida de tus sentimientos.
    Un abrazo, Chica de Brillitos Dorados.

    ResponderEliminar