sábado, 13 de enero de 2018

13/01/18

Siempre se pinta la adolescencia como algo increíble, y llega un punto en el que uno se siente maravilloso y libre, que te podes comer el mundo, que el grupo de amigas es lo más de lo más, que lo mas importante es cuantos "me gusta" te pusieron en esa foto de Instagram, y a cuantos pibes les gustaste, cuantos zapatos tenés y todas esas boludeces que solo te interesan cuando sos una pendeja. Pero, después te das cuenta que te falta bastante para ser realmente "maravilloso y libre", que sos un mantenido al fin y al cabo y que no tenes ni idea lo que es realmente vivir en el mundo real, que tu grupo de amigas puede no ser mas que algo del momento, que no es algo genuino, y que las relaciones verdaderas se forjan con algo más que salidas y charlas post-borracheras. Que ni los zapatos ni la ropa, ni los pibes, ni los "me gusta" de Instagram te van a sentir realizada por mas tiempo que hacer algo realmente por vos misma. Y ahí empezás a pensar cuanto te falta, cuanto falta para realmente sentirte bien por haber hecho algo propio. Pero si ya lo pensás, ya empezaste a hacerlo...

2 comentarios:

  1. Estoy contigo... lo que realmente vale la pena... no viene de esa manera.

    Mil besitos para tu inicio de semana.

    ResponderEliminar
  2. Te llegas a sentir maravillosa cuando lo crees dentro de ti

    ResponderEliminar